• Todas las categorias
  • Ensaladas
  • Legumbres
  • Patatas
  • Carnes
  • Pescados
  • Mariscos
  • Arroces
  • Huevos
  • Verduras
  • Navidad
  • Oriental
  • Thermomix
  • Kitchen Aid
  • Panificadora
  • Sin gluten
  • Vegetariano
  • Pasta
  • Frutas

Fecha

  • 19/10/2016

Autor

  • Lorena

Descripcion

  • Estos buñuelos ó tortitas son muy sabrosos, crujientes por fuera y suaves por dentro, ideal como aperitivo ó como un primer plato.

Dificultad

  • Media

Tiempo

  • 30 minutos + 3 h de levado

Ingredientes

  • Calabacín (400 gr)
  • Harina de fuerza (250 gr)
  • Agua (225 gr)
  • Parmesano rallado ó Queso curado rallado (50 gr)
  • Sal (10 gr)
  • Levadura seca de pan (2 gr) ó bien levadura fresca (6 gr)
  • Aceite de girasol ó de oliva suave (el necesario para la fritura)
  • Opcional: Sal para espolvorear los buñuelos

Tipo de Plato

Categoria

  • Verduras
  • Thermomix

Buñuelos de Calabacín y Queso (súper esponjosos)

Buñuelos de Calabacín

Preparación de los Buñuelos de Calabacín:

 

 

Estos buñuelos nos encantan ya que quedan súper ligeros, resulta una masa alveolada que lo convierte en un bocado ligero y al mismo tiempo delicioso, además el queso le aporte ese toque tan lleno de sabor y aroma.

 

 

Me sorprendió esta forma de preparar buñuelos ya que el tratamiento es como de una masa de pan se tratase, con su harina, levadura de pan y sus levados, el resultado, un buñuelo ó tortita ligera y sabrosísima, crujiente por fuera y suaves por dentro.

 

 

Perfectos como aperitivo, un entrante ó para acompañar un plato, una receta muy versátil que gustará a todos :)

 

Aquí tenemos los ingredientes y los detalles de la preparación, con estas cantidades salen aproximadamente de 26 a 30 buñuelos ó tortitas:

 

 

Lavamos y secamos los calabacines, los rallamos con un rallador de agujeros anchos ó bien en un robot lo trituramos pero nos tiene que quedar como pequeños trozos de calabacín. Dejamos escurrir en un colador unos 30 minutos para que pierdan toda el agua, ayúdate también con una cuchara y/ó papel de cocina, presionándolo para que pierda la mayor cantidad de líquido posible.

 

 

En un bol grande, añadimos la harina, la levadura seca y mezclamos, luego vertemos el agua y mezclamos vigorosamente para evitar grumos. 

 

 

Añadimos la sal y el queso, sin dejar de mezclar, nos quedará una masa de consistencia bastante densa.

 

 

Por último añadimos el calabacín bien escurrido. Mezclamos  hasta que esté todo integrado. Cubrimos con film transparente y dejamos que la masa crezca, en mi caso unas 3 horas aproximadamente en una zona muy cálida (se puede conectar el horno unos minutos al mínimo, apagamos y mantenemos ahí nuestra masa). O bien la puedes dejar descansar en la nevera bien cubierta si van a transcurrir muchas horas hasta la preparación final, como de un día para otro ó de primera hora de la mañana a la noche.

 

 

Cuando nuestra masa haya aumentado aproximadamente el doble y esté burbujeante, calentamos el aceite en una sartén ó bien en la freidora. 

 

 

Cuando el aceite este caliente (alrededor de 170ºc), ayudándonos con un par de cucharas, sumergimos pequeñas partes de la masa en el aceite (como podéis ver en las fotos).

Os aconsejo no llenar la sartén de buñuelos para evitar que baje en exceso la temperatura del aceite. Una vez se haya dorado por un lado les damos la vuelta para que se doren por ambos lados (unos 3-4 minutos). Retiramos con una espumadera, escurriendo bien el aceite y dejamos sobre un plato con papel de cocina para que absorba  el exceso de éste que pueda quedar.

 

 

Sazonamos al gusto y servimos cuando estén todavía calentitos!

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Aun no ha comentado nadie

¡¡Se el primero en comentar!!