• Todas las categorias
  • Ensaladas
  • Legumbres
  • Patatas
  • Carnes
  • Pescados
  • Mariscos
  • Arroces
  • Huevos
  • Verduras
  • Navidad
  • Oriental
  • Thermomix
  • Kitchen Aid
  • Panificadora
  • Sin gluten
  • Vegetariano
  • Pasta
  • Frutas

Fecha

  • 14/06/2015

Autor

  • Lorena

Descripcion

  • Delicioso bizcocho, no se nota para nada el calabacín, pero sí un bocado esponjoso y con el sabor tan rico que aporta la naranja.

Dificultad

  • Media

Tiempo

  • 15 min + 45 horno

Ingredientes

  • Harina todo uso (230 gr)
  • Levadura (10 gr)
  • Sal (un pelín, sobre 2 gr)
  • Huevos tamaño L (2 unidades)
  • Zumo natural Naranja (60 gr - aprox. el zumo de 1 naranja)
  • Ralladura piel de Media Naranja
  • Yogur natural tipo griego (80 gr), pero he utilizado yogur 0%
  • Aceite de girasol (100 gr)
  • Azúcar (150 gr) ó la equivalencia para Stevia, edulcorante, fructosa
  • Semillas de amapola (1 + media cucharada soperas - unos 15 gr)
  • Calabacín rallado con ó sin piel al gusto (200 gr)
  • Para el Glaseado de Naranja:
  • Azúcar glacé/ glaseado (120 gr)
  • La ralladura de piel de media Naranja
  • Zumo de naranja ó Leche (la que te admita el azúcar)

Tipo de Plato

Categoria

  • Huevos
  • Thermomix
  • Kitchen Aid
  • Panificadora

Bizcocho de Naranja, Calabacín y Semillas de Amapola

Bizcocho de Naranja y Calabacín con Semillas de Amapola

Preparación del Bizcocho de Naranja, Calabacín y Semillas de Amapola.

 

 

Es realmente sorprendente la textura y esponjosidad que le da el calabacín a los bizcochos, cada vez lo utilizo más a menudo en la repostería, poco calórico, no se nota su sabor pero aporta una textura sorprendente,  y una opción realmente económica para utilizar durante los meses de calor que a veces su precio no llega ni a los 40 ctmos/kg.

 

 

Además esta receta, es muy completa, ya que a parte de la cantidad de calabacín, lleva el yogurt y huevo por el aporte  proteínico, zumo de naranja por la vitamina C y semillas de amapola que tiene una cantidad de propiedades fabulosas.

Aunque este bizcocho por si solo es una delicia, os recomiendo que añadáis la cobertura del glaseado de naranja, le da un toqué todavía más marcado del sabor de la naranja.

 

 

Lo más sorprendente en este bizcocho, es que al día siguiente y  2ºdía aún está mejor, los sabores se han asentado y se convierte en un bocado aún más delicioso si cabe!!

 

Vamos con la receta y empezamos con sus ingredientes:

 

 

Precalentamos el horno a 180ºc.

Preparamos el molde deseado, yo he utilizado uno alargado de plum cake de unas medidas de  aprox. 23 x 13 cm y lo engrasamos para que no se nos pegue el bizcocho.

 

Previamente rallamos el calabacín (yo lo he puesto en la thermomix y he triturado unos segundos), en ésta ocasión lo he pelado para que estuviera en operación camuflaje jejejeje, pero si lo utilizo para tartas de chocolate o brownie lo utilizo  entero con su piel incluida, con los tonos oscuros del chocolate se pierde el color verde de la piel. Eso sí bien lavado.

 

Mezclamos en un recipiente la harina, la levadura, la sal y las semillas de amapola. Reservamos.

 

En otro recipiente batimos los huevos hasta que espumeen. Añadimos el aceite de girasol, el aceite y azúcar y seguimos batiendo hasta que esté todo bien mezclado.

Añadimos el zumo de naranja y su piel y el yogurt y mezclamos y por último el calabacín y mezclamos.

 

Finalmente  incorporamos los ingredientes líquidos a la mezcla de harina y mezclamos hasta que esté todo integrado pero sin excedernos, simplemente que estén todos los ingredientes incorporados.

 

Vertemos la masa en el molde previamente engrasado y cocinamos de 45 a 50 minutos ó hasta que cuando pinchemos el bizcocho en el centro nos salga limpio (ojo!!! no abrir la puerta de horno como mínimo antes del minuto 30-35)

 

Retiramos del horno y dejamos enfriar como 10 minutos en el molde, transcurrido este tiempo volcamos el bizcocho y dejamos enfriar en una rejilla.

 

 

Glaseado:

En un recipiente mezclamos el azúcar glacé junto la piel de la naranja y añadimos una pequeña parte de zumo de naranja ó leche, y mezclamos y vas añadiendo zumo hasta que veas que la mezcla esta suave cremosa y con  la consistencia deseada, justo aquí abajo veréis como ha quedado mi glaseado:

 Si queréis potenciar el sabor a naranja, os recomiendo que utilicéis el zumo, sino siempre podéis utilizar leche, soja, etc...

 

Una vez el bizcocho esté frío, lo cubrimos con el glaseado y dejamos que se endurezca. Cortamos y servimos.

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Aun no ha comentado nadie

¡¡Se el primero en comentar!!