• Todas las categorias
  • Ensaladas
  • Legumbres
  • Patatas
  • Carnes
  • Pescados
  • Mariscos
  • Arroces
  • Huevos
  • Verduras
  • Navidad
  • Oriental
  • Thermomix
  • Kitchen Aid
  • Panificadora
  • Sin gluten
  • Vegetariano
  • Pasta
  • Frutas

Fecha

  • 29/05/2015

Autor

  • Lorena

Descripcion

  • Estas croquetas nos han encantado en casa, ligeras, fáciles de hacer y muy ricas.

Dificultad

  • Media

Tiempo

  • 40 minutos

Ingredientes

  • Calabacín (2 pequeños ó 1 grande) aprox 300 gr
  • Requesón ó Ricotta (200 gr)
  • Media Cebolleta
  • Harina común (2 cucharadas)
  • Harina de arroz (2 cucharadas + la necesaria para rebozar)
  • Albahaca y perejil fresco, yo he puesto una ramita de cada (al gusto).
  • Ajo (1 diente pequeño muy fino cortado)
  • Sal y Pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Ingredientes para la Salsa:
  • Tomate triturado preferiblemente natural (250 ml)
  • Leche ó Soja ó Nata ligera ó Leche Evaporada (150 ml)
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva (1 cucharada)
  • Sal y Pimienta Recién Molida (al gusto)
  • Opcional: Perejil + Albahaca (al gusto)

Tipo de Plato

Categoria

  • Verduras
  • Oriental
  • Thermomix

Croquetas de Calabacín y Requesón con Salsa de Tomate

Croquetas de Calabacín y Requeson con Salsa de Tomate

Preparación de las Croquetas de Calabacín y Requesón con Salsa de Tomate

 

Qué sencillas son de hacer estas croquetas, en casi un paso lo tienes todo listo, y lo mejor de todo que resulta un bocado delicioso y ligero, une a la perfección el sabor dulzón del calabacín con el toque suave del requesón ó perfectamente podéis utilizar un ricotta, si así lo preferís.

 

 

La receta original es del blog "a mi lo que me gusta es cocinar" y le da un toque más oriental utilizando como especias cilantro, jengibre, garam masala, y leche de coco para la salsa, pero en esta ocasión he preferido darle un toque más mediterráneo con albahaca, perejil, ajo y leche de soja. Pero sin duda alguna, la probaré con estas otras especias ya que es  una receta sencilla, rápida de hacer y además muy rica, con toda seguridad la repito varias veces este verano.

 

Además las hemos tomado ya a temperatura ambiente y la salsa tibia, aún así las hemos encontrado riquísimas, ó sea que perfectamente las puedes dejar preparadas un poco antes y luego servir!!!!

 

 

Aquí tenemos los ingredientes:

 

 

Empezamos con el requesón que previamente pondremos en un colador con un recipiente abajo para que pierda todo el suero, yo utilicé un requesón 0% ya que era el que tenía en casa y éste justamente no tiene mucho líquido, pero si el vuestro tiene mucha cantidad, es conveniente dejarlo con el colador toda la noche en la nevera.

 

 

Retiramos el requesón de la nevera.

Rallamos el calabacín ó bien lo trituras con ayuda de algún robot, (yo he utilizado la thermomix unos segundos al 3 1/2), luego lo pasamos a un colador grande y añadimos un poco de sal, dejándolo reposar de 30 a 60 minutos para que pierda todo el líquido, pasado este tiempo con ayuda de una cuchara ó de los dedos presionamos para que acabe de soltar toda el agua que le quede al calabacín.

Es importante quitarle tanto al calabacín como al requesón el exceso de líquido que tengan para que la croqueta nos quede lo más compacta posible.

 

Picamos finita la cebolleta, ajo, la albahaca y perejil y añadimos el resto de ingredientes, el requesón, calabacín, harinas, sal y pimienta recién molida. Mezclamos bien (también puedes mezclar en la thermomix ó robot unos segundos).

 

 

Ahora con ayuda de una cuchara sopera, intentamos coger la misma cantidad de mezcla para hacer cada croqueta, para que salgan aproximadamente todas del mismo tamaño. Vamos reservando en un plato y posteriormente rebozamos con la harina de arroz. A mí me han salido en total 16 croquetitas.

 

 

Freímos en una sartén con abundante aceite bien caliente ó si lo prefieres en la freidora, se fríen por ambos lados hasta que estén doradas. Retiramos y dejamos escurrir en papel absorbente.

 

Para la salsa:

En una sartén, añadimos un poco de aceite y el ajo y calentamos hasta que el ajo coja color (sin llegar a quemarse), retiramos el ajo y añadimos el tomate y lo cocemos, añadimos la sal, un poco de albahaca y perejil, le damos un par de vueltas y añadimos la leche ó soja ó lo que finalmente hayamos decidido, en mi caso leche de soja y le damos de nuevo un par de vueltas más. Apagamos el fuego y reservamos.

Si el tomate está muy ácido, añadir un pelín de azúcar.

 
 
Yo he preferido servir las croquetas a parte de la salsa  para que cada uno se sirviera la cantidad que deseara, o bien puedes añadir las croquetas una vez fritas junto a la salsa, y cocerlas  unos  minutos a fuego bajo, y servirlas entonces éstas con su salsita.
 Riquísimas independientemente de cómo las tomes, yo las tomo solas!!!

Escribe tu comentario

Comentarios

Aun no ha comentado nadie

¡¡Se el primero en comentar!!